Clasismo, México, Política

Soy totalmente Palacio (nacional)

Como dice Saramago en El evangelio según Jesucristo: Perderás la guerra, no tienes otro remedio, pero ganarás todas las batallas.

Escuché de alguien decir que no quiere a este gobierno porque el presidente es un naco, así de simple su argumentación, por naco.  Para esta persona y quienes piensan como él hay un vasallo en Palacio que no merece estar ahí.

Confirmé también cuando con orgullo dijo que no lee libros pero que las noticas de televisión y sus amistades le confirman su pensar y que aunque no sabe cuál es la política del gobierno sabe que este es una administración que busca que seamos Venezuela y comunistas; así todo tan a botepronto que ni tiempo tuve de reír, mucho menos de explicar. Como bien dijo Unamuno “Quod natura non dat, Salmantica non præstat”

Con esto vivimos y es lo que tenemos, la educación, capacidad de raciocinio y entendimiento de la cultura del país están completamente desligadas del ir  al a escuela y de tener capacidad económica.  Se odia a un hombre por “naco según dice” la persona en cuestión porque no tiene buena presentación, es medio moreno y habla como “costeño” (así dijo). Pienso yo que le gustaría un Maximiliano o una corte francesa, al fin que él tan blanco y distinguido.

Se pierde esta persona de entender y conocer al presidente que hoy tenemos y que es un hombre de una gran sofisticación intelectual que tiene a sus opositores sin entender como paso a paso va transformando este país, estos contrincantes aún en el marasmo intentan a trompicones encontrar un camino que les ubique y les dé sentido.

Hace apenas unas semanas apareció uno más de los grupos anti amlo, anti 4T (otro más de los que invariablemente niegan ser anti amlo o anti 4T) otra BOA o  Frenaaa  más pero hasta ahora sin tiendas de campaña huecas y voladoras, aunque en lo de huecas sí que hay alguna similitud.  No sorprende, ya nada sorprende, que los principales organizadores son el traficante de influencias Gustavo de Hoyos de Coparmex y el insufrible Claudio González hijo.

En cuestión de días los partidos PAN, PRD, PRI y MC aceptaron hacer causa común con ellos (pero no es un movimiento anti amlo ni anti 4T, no piensen mal) y ahora van en un nuevo chiste de “proyecto” para -siéntense porque esto es una novedad novedosa, de gran originalidad, nunca antes vista y de enorme singularidad en el discurso político- ¡atender las causas de la ciudadanía, crear un México más justo y por combatir a la corrupción! Ante tan novedosos planteamientos políticos solo cabe decir cáspita, por más en desuso que esté el término, incluso ¡recontra cáspita!; pero bueno ya hemos dicho que es lo que hay de oposición así que sigamos.

Una tras otra estos opositores (partidos y personeros que más bien son enemigos de la razón y la decencia) hacen un pasticcio de ideas y agrupaciones para intentar socavar el proyecto del gobierno; por lo mismo no es novedad que también participe en esta tan poco circunspecta comparsa el autollamado grupo Chalecos México (sí el de la señora histérica), la Fundación Carlos Abascal, la vacilada de Futuro 21, Magna coalición de líderes provida y la Red de líderes católicos, no tardarán en llegar los calderones y más…  Y lo seguirán haciendo en su afán desestabilizador del gobierno actual.

Muchos de estos partidos, agrupaciones y personas van sumando temas y traiciones que intentan escalar conflictos que perjudiquen a la administración actual aún sabiendo que al hacerlo lesionan al país. Les da igual, parten como ya he dicho muchas veces de su odio por el frontal ataque a la corrupción que les hace víctimas, por su clasismo y su pequeña visión de camarilla mafiosa que considera que el país les pertenece.

Que se junten no es extraño, que finalmente los empequeñecidos e insustanciales partidos políticos les acompañen sí. Se da en los hechos lo que ya el presidente les había dicho: para qué tantos partidos, hagan uno solo que al fin son iguales.

Y, como en el mensaje del cuento, esto también pasará. Al rato tampoco se recordará este movimiento y habrá uno nuevo y otro más y así hasta que se topen con la realidad otra vez de que la mayoría en este país es mucho más que su suma y que entiendan que todas las mayorías de los diferentes estratos votaron por este gobierno, tanto de género como por estudios, por ingreso y por edades. Que este es un gobierno legítimo votado por el mayor número de personas en la historia de México, y que eso debe ser respetado.

Ninguna caterva por más financiada que esté será capaz de cambiar el modelo en el que estamos; no por ahora, posiblemente tampoco por varios sexenios más y con suerte por un par de generaciones, pero algún día sí ganarán y sabemos que volverán por sus fueros perdidos; los regímenes y formas de gobierno son pendulares en el tiempo, tarde o temprano ganarán y nosotros perderemos, para ellos el mensaje: hoy nosotros ganamos y ustedes perdieron, así que asúmanlo y vivan con ello, déjennos trabajar.

Y sí, como dice Saramago: Perderás la guerra, no tienes otro remedio, pero ganarás todas las batallas.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s